Baños de descargas

baños de descarga

Todos tenemos, además de nuestro cuerpo físico, un campo energético que nos rodea. Las emociones negativas, los pensamientos negativos que tenemos y los que tienen otras personas hacia nosotros, la envidia, el mal de ojo, la tristeza y el desánimo tienen una frecuencia energética baja, representan energías negativas que se están “pegando” a nuestro campo energético y nos dejan cargados. , desanimado, sin fuerza ni energía para vivir. Por eso, es muy importante reponer regularmente nuestra energía, elevándola de nuevo, descargando todo lo que nos “pesa” y nos hace sentir mal.

Una de las formas más sencillas y efectivas de liberarse de la energía negativa es tomar un “baño de descarga”, compuesto por sal gruesa y hierbas especiales que, por sus propiedades, neutralizan la energía negativa.

Índice

    Algunas de las hierbas más efectivas en un baño de descarga son:

    - Romero - Su nombre, en árabe, significa "alegría". El romero tiene el poder de alejar la negatividad, atravesar todo mal y atraer la alegría y la suerte.

    La lavanda tiene un fuerte poder calmante y protector, calmando la ira y calmando los ánimos. Los antiguos magos asociaban esta hierba con la fidelidad, manteniendo unida a la pareja y a la familia.

    Hierba de Guinea : ¡no se debe ingerir! Es muy poderosa para cortar todo el daño que nos hacen y ahuyentar la energía negativa.

    - Para utilizar un baño de lavado:

    1 – Poner un litro de agua al fuego hasta que hierva.

    2- Cuando hierva, apaga el fuego y vierte en una jarra, donde ya has echado la mezcla de sal y hierbas.

    3- Dejar enfriar hasta que esté tibio.

    4 – Dúchate con normalidad.

    5 – Cuando termines de enjuagar y hayas cerrado el grifo, vierte la preparación sobre tu cuerpo, siempre del cuello para abajo.

    6- Límpiate bien, quitando las hierbas y los granos de sal que se hayan adherido a la piel.

    Baño de descarga

    Usa este poderoso baño cuando te sientas más cansado y cargado de energías negativas. No haga esto por más de 3 días seguidos.

    Necesitarás:

    - 1 varilla de incienso de ruda, sándalo, salvia o rosa blanca
    - 2 litros de agua
    - 3 puñados de sal gruesa
    - 1 puñado de romero
    - 1 puñado de ruda
    - 1 puñado de lavanda
    - incensario, cerillas

    Preparación:

    - Poner el agua al fuego en una cazuela y calentar, sin dejar que hierva.

    - Vierta 3 puñados de sal gruesa en un recipiente de porcelana.

    - Cuando el agua esté caliente, retira aproximadamente la mitad del agua y viértela sobre la sal gruesa. Deja que se enfríe.

    - Mientras tanto, apaga el fuego y agrega las hierbas al agua que todavía está en la sartén. Dejar en infusión durante 5 minutos. Luego colar en otro recipiente y dejar enfriar hasta que esté tibio.

    - Toma los dos recipientes y llévalos contigo al baño.

    - Enciende la varita de incienso.

    - Dúchate como de costumbre y después de enjuagar, échate encima la sal gruesa diluida en agua, desde el cuello hacia abajo.

    - Inmediatamente después, verter también el preparado de hierbas desde el cuello hacia abajo.

    - Límpiese cuidadosamente, sin frotar. Use ropa de colores claros.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir