4 Trucos para planchar más rápido y fácil

4 Trucos para planchar más rápido y fácil

Encontrar la forma más rápida y sencilla de planchar es una de las máximas de todos aquellos que buscan ahorrar tiempo sin renunciar a llevar prendas siempre bien pulidas. El hierro es una de las tareas más odiadas , más evitadas y más trabajadas para reducir su uso. Y aunque hay muchas prendas y materiales que quedan bien sin planchar, lo cierto es que todavía hay prendas que no se pueden planchar.

Ahora esas largas horas de planchado, en las que el electrodoméstico pasaba por encima de cada prenda de ropa o menaje, ya se han ido. No es necesario, afortunadamente cada vez que la ropa del hogar y las prendas están confeccionadas en fibras que no necesitan ser planchadas . Solo necesitas unos trucos durante la colada y tendrás tu ropa lista y perfecta en mucho menos tiempo.

Índice
  1. Consejos para planchar más rápido
    1. No olvides el suavizante de telas.
    2. Evita sobrecargar la lavadora
    3. Secar la ropa después del lavado
    4. Dobla la ropa mientras esperas el tiempo de planchado

Consejos para planchar más rápido

La clave principal está en la forma de lavar tu ropa, ya que con unos sencillos trucos tendrás tu ropa prácticamente lista. Solo tendrás que planchar aquellas prendas que más lo requieran, como camisas y blusas, faldas y ropa. Toma nota de los siguientes consejos para planchar porque vale la pena dedicar un poco más de tiempo a lavar la ropa en lugar de pasar horas planchando.

No olvides el suavizante de telas.

Para hacer buena ropa necesitas usar el detergente adecuado, tener la lavadora limpia y usar suavizante para que la ropa salga con un olor duradero. Pero este último paso también es fundamental para obtener prendas más suaves. El suavizante de telas evita que la ropa se arrugue excesivamente y facilita el planchado. Añade una medida en el último aclarado del ciclo de la lavadora y notarás la diferencia.

Evita sobrecargar la lavadora

Usar bien los electrodomésticos es muy importante para ahorrar recursos. Pero si tienes ropa que se arruga mucho, es preferible no lavarla a plena carga. Separar tus prendas te ayudará a mantener la calidad y apariencia de tu ropa. Y también evitará que tengas que planchar más de lo necesario.

Secar la ropa después del lavado

La forma en que secas tu ropa también marcará la diferencia. Lo primero es estirar muy bien la ropa antes de colgarla. Agítelos y alíselos con las manos, tenga cuidado al poner las pinzas para que no queden marcas. Las prendas que más se arrugan, como las camisas, se pueden colgar directamente en una percha . La humedad hará que las fibras se estiren por el peso y te costará mucho menos planchar la prenda.

Dobla la ropa mientras esperas el tiempo de planchado

Idealmente, plancharías tan pronto como saques la ropa del tendedero, pero ¿quién tiene tiempo para eso? Seguramente nadie. La ropa limpia se suele dejar en un rincón, esperando un espacio para doblarla, plancharla y guardarla adecuadamente. Esto es casi inútil, pero si doblas tu ropa y la pones en una canasta de tela, se arrugará menos y será más fácil de planchar cuando llegue el momento.

Para la ropa del hogar, solo asegúrate de extender muy bien las toallas y las sábanas antes de ponértelas. El peso de las fibras mojadas hará que la prenda quede prácticamente lisa. Antes de guardar en el armario, alisa muy bien cada pieza, estírala sobre una superficie limpia , empareja las esquinas y dobla perfectamente. Así quedarán lisos sin necesidad de planchar.

Y para finalizar esta lista de trucos para que el planchado sea más fácil y rápido, recuerda que siempre puedes hacer una buena búsqueda antes de comprar tu ropa. Elige telas que se arruguen menos, sean fáciles de lavar y requieran poco mantenimiento. Al menos para la ropa de todos los días. Guarda la ropa delicada para ocasiones especiales y podrás ahorrar mucho tiempo en la colada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir